Lucha de Culturas

Lucha de Culturas

13 octubre 2016

Schafik in memorian ii



Osmín Juárez
SS 13 de octubre 2016

Peleador de postguerra

Todos renacimos en 1992. Negociada la guerra, el mito de la paz reunió el 22 de enero a vivos, medio vivos, muertos y medio muertos, con los vivos y muertos de 1932, 1833, 1524. La plaza y catedral de san matador fueron el santuario del ritual y real reencuentro mítico: Por fin veías sin miedo las leyendas y los desaparecidos reaparecidos, que sin disfraces ni camuflajes, salieron de las quebradas y bajaron de los montes. Irradiaban un embrujo con buenas auras y nuevos tiempos. Los guerrilleros a pesar de sus epicas hazañas, NO tenían ningún parecido a los super héroes de los ”comics eran de lo más común y corriente. Con el crepúsculo llegó la ”comandancia”, y las multitudes vieron de lejitos esos famosos fantasmas. Simón llegó, habló y salió encarrerado flanqueado por el Mulus. Lo vimos peleando política ese año efímero. En el discurso de clausura de los acuerdos de paz, dio un ”agradecimiento a Cuba Socialista por la solidaridad brindada durante la guerra”; y unos ilusos lo abuchearon. Pero como NO era chiche pa chicopalarse, con ahínco y más energía se los dédico y repitió. Callaron. Otros aplaudieron. Fue uno del preámbulo de los pleitos públicos y publicitados que libró y ganó; pero veríamos sus peleas de postguerra a todo ”gato color” en los 90s y más allá.

De peleas electoreras y pleitos políticos

La nueva era electorera inicia en 1994. Coínciden elecciones presidenciales, legislativas y municipales. Los ex-guerrilleros le ponen un puchito de ”axiote” a esa sopa, solo más color el mismo olor y sabor. Schafik se lanzó para alcalde de san matador y salio taleguiado, igual los ex-guerrilleros, pero ganaron presencia en algunos municipios y la asamblea. De nada les valieron los mitos en esa lid, y tras la derrota quedaron mutilados el mítico I de mayo, día que inició labores la nueva asamblea. Fueron sorprendidos por sus compañeros anti-comunistas que los traicionaron pactando con el ”enemigo”. De su locura a la esperanza de buenos negocios con sus nuevos socios políticos, fracasaron en su ilusoria ”renovación”, y sufriendo esquizofrenias murieron políticamente al final de la legislatura en las elecciones de 1997. Pobrecitos. El fracaso lo corono el remate de los comunistas, ortodoxos y ex-guerrilleros que in crescendo ganaron más alcaldías y diputados.

Schafik fue electo diputado y jefe de la fracción ex-guerillera en la asamblea en 1997. Con eso amplió el espacio de su influencia política, generando cruentos y crueles debates en temas centrales y sensibles de la vida nacional. Su accionar político in crescendo lo llevo a ser uno de los principales analistas de las problematicas nacionales. Su opinión contaba y participaba en entrevistas y debates con intelectuales y políticos en los principales canales de televisión. Su mayor pecado fue acusar sin medias tintas, en vivo y en directo a algunos de los miembros de las cúpulas derechistas, que se creen dueños del país. Sin miedo denunció los errores y problemas que sus gobiernos habían generado, con el propósito de favorecer económicamente a sus amigos y grupos corporativos. El calor de los debates revelaba los verdaderos pleitos políticos, y alguna vez creímos que Schafik y su contraparte pasaron de las palabras a los puñetazos. Eso NO lo vimos, pues se suspendio la transmisión para calmar los animos y retomar el programa con cordura. Tal confrontación, vista a todo ”gato color” en todo el país, reconfirmo que Schafik seguía siendo ”el escrutador de los ricos”, y por ende ”el más apto para ser odiado”. Su irreverencia golpeaba fuerte a las cúpulas escuadroneras, y NO lo podían domesticar. En contra, lanzaron otra gran campaña de difamación y desprestigio, más cara que en las décadas anteriores, centrada en Schafik como blanco principal y personal, y los comunistas como blanco electoral. Era un poco más de lo mismo de los viejos tiempos, pero eran tiempos de ”paz”, y a pesar de su poderío NO lo ”querían tocar”, por temor a que ”los tocaran” los demonios comunistas.

Re-demonizando demonios y otros diablos

La matanza de los diablos que machete en mano se lanzaron a la insurrección en 1932, creo el mito de que esos ”indios” habían sido exterminados. En su ausencia, habían demonizado a los pocos comunistas que sobrevivieron la matanza, y continuaban con los que sobrevivieron la guerra, y sobretodo con los que seguían subvirtiendo la política en tiempos de paz. Las cúpulas escuadroneras, al NO ganar la guerra habían perdido poder, y tenían miedo de seguir perdiéndolo vía elecciones. Por eso re-lanzaron una gran campaña de miedo, y tergiversando realidades pretendían aterrorizar a la población abusando de sus medios de desinformación. Creyeron crear el mito: ”Schafik el malvado”. Fue facil, pues ya se sabía que era un demonio comunista, Él lo confeso y NO renegaba de su afiliciación política, aunque evitaba nombrarla para NO morder los anzuelos, ni caer en las trampas del acoso periodistico. Lo añejaron con la imagen de viejo bravo, intransigente, malcriado, comeniños, secuestrador, etc. La telecorporación dirigía el show, y se le unía un coro de periodistas, analistas, intelectualoides, renovadores, izquierdistas arrepentidos, etc. Más pronto que rápido convirtieron a Schafik en un ”capo” del mal, con bandas de comunistas que eran capaces de las peores cosas, hasta de tomar el cielo por asalto. Esta florida propaganda potenció la cultura anti-comunista e inundó el mundo de las comunicaciones. Fue una campaña multimillonaria, que desde inicios de los 90s se extendio por más de una década, siendo permanente, amoral y perversa en momentos electoreros. Peleando y politiqueando se fueron develando los mitos que le impugnaban a Schafik y los comunistas, los mitos de los comunistas y otros diablos y especies que se veían pero medio conocíamos.

Conociendo millonarios pobres y oligarcas desheredados

Las odas para, y sacrificios por el pueblo, eran rituales centrales de comunistas, guerrilleros y diablos similares. Pero las realidades develaron que el tal pueblo NO era tan conocido – era más bien un mito del imaginareum revolucionario. Irónicamente, había que explorar y conocer sobre lo que tanto se había hablado, soñado, amado . . .

Vagando en el amado pueblo, el Bicho U y Sawamura el Campeón sufrieron una revelación. Jugando con los comunistas que los demonizaban por ser Ellos y ”pensar con cabeza propia”, se fueron de campaña con un compa guerrillero que peleaba una alcaldía allá, en las faldas de un volcán bonito camino a oriente. Tenían la mala maña de operar a la incandescente hora del diablo: las 12 meridiano, que siempre pide el sagrado almuerzo y descanso. Buscando tortillas por esos montes, medio extraviados vieron que de un ranchito chiquito y desconchabado salio un viejito chiquito y pechito, con unas hilachas de camisa desabotonada mostraba una lujosa osamenta producto de la subnutrición histórica, descalzo y con un pantalon de un difunto hermoso que se sostenía con un pedazo de pita, medio asustado pregunto: ¿Y ustedes quiandan haciendo mucha? Andamos visitando y platicando con la gente sobre las elecciones de alcaldes y diputados. ¿Ya se decidio por quien va votar? ”Ah, esque dicen quesi gana ese Shafi y los comunistas, nos van quitar las casas, las vacas, los terrenos, ...”. ¿Y usted cuantas casas tiene? Le pregunto Sawamura con tono condescendiente. El viejito se quedo perplejo, calló y seguramente sintió que la tierra se le movía y el diablo se lo tragaba. Sus ojos delataban que su pobre cerebro se retorcía y desorbitado por aquella cruda y cruel realidad, boto la quijada mostrando su amplia pobreza dental y cabisbajo se ahogo en su silencio. El Bicho andaba un mapa y vio que estaban en una propiedad de la familia del compa que iba para alcalde. Y le dijo al viejito: ”No se aflija abuelo, el Tata deste baboso comunista que va para alcalde es el dueño de estos terrenos, y no lo han echado ni lo van echar. Por ay anda con nosotros y usted lo debe conocer. Además, no conocen ni le hacen caso al tal Shafi”. El viejito medio muerto en su desconcierto dio la vuelta camino y desaparecio.

Ese día el Bicho y Sawamura conocieron pobres que NO sabían que eran pobres, y unos pasos más allá, hubo otros que alegaban pertenecer a linajes azules, y respondieron con prepotencia al ver sus miserias, alegando que les habían robado las propiedades de su familia por culpa de los comunistas. Al final de la jornada, con la caída del crepúsculo y al son de unas chengas con chicharron y ron, vino la reflexión, que ni el genio del pobre Schafik explico: Existe una especie de pobres que viven en un mundo mítico creyendo ser millonarios u oligarcas desheredados. Lo cientificamente verificable es que son de los más pobres de los pobres y la mayor parte del pueblo. Pero NO se estudió e interpretó, y en el ”ajo” lectorero NO era facil convencer a los pobres de que eran pobres y que NO votaran por los ricos – se priorizo el marketing político destinado a una minoría en detrimento del activismo político de la mayoría. En ese momento, el ”ajo” electorero se subordinó al ejercicio del poder de la cúpula gobernante, queriendo imponer su capricho de eliminar a Schafik de la escena política. Un peleador que perturbaba su accionar y asustaba su sueño; y que gracias a ellos era más conocido. Su paranoia devino en pleitos e intrigas novelescas.

Un novelón de película

Schafik sufrió el más despiadado ataque del más burdo terrorismo mediatico. Sin mayores pruebas lo acusaron de ser el autor intelectual de los principales secuestros cometidos en los 90s. Fue el sospechoso central del famoso y fantasmagorico ”caso secuestros”: Un gigante en el espacio cibernetico de los medios de desinformación, y un bicho microscopico en material penal. Esos magos sacaron del sombrero un demonio para asustar a uno de los hombres fuertes de la escena política de Cuscatlán. Ante la embestida, Simón fue tenaz y sereno moreno bailó en ese novelón. Lo acosaron implacablemente para sacarle ”el indio”, y lo lograron: fue parco. Se limito a decir: ”tienen techo de vidrio”. Y con ese bendito verso añejado con un maldito silencio, jaqueó a la cúpula secuestradora que lo acusaba. Luego les envio un breve mensaje semi subliminal en público, pues tenía información de los negocios que el capo más católico le secuestraba a un su socio, y se le había complicado. En contra, quiso mostrar músculo allá abajo, en las tinieblas de lo político, intentando capturar a otro viejo comunista Compa de Simón, y susodicho autor material de los secuestros. Nunca se vio y lo que reveló la desinformación periodistica, fue el fiasco policial en ese novelón.

La policía se topó en las sombras de la clandestinidad con el Viejomalo. NO fue la primera vez que fallaron, y por eso activaron la fuerza del ”organismo” y unos ”locos” que presumiendo de ”inteligentes”, se los engancharon para ”cazar comunistas”. La cacería del Viejomalo es una leyenda sin fin. Dicen que dicen que solo lo ven los ojos ciegos en su oscuridad. Los cuilios que lo siguen terminan muertos de miedo, o quedan lisiados de por vida sufriendo esquizofrenias, pues los sorprende y asusta conviertiendose en Jaguar, Cadejo y otros animales y vegetales. Los locos fracasaron de a millón en la cacería, salieron asustados con la cola entre las patas, les quitaron el empleo y se perdieron en su demencia. Pobrecitos. Se creyeron la leyenda de que eran ”audaces” y se vieron incapaces frente a un viejo de sus odiados comunistas legendarios. Más allá de las leyendas, lo real es que en una de esas fugas fugaces, allá por ”bandidos del boulevard”, en un pachanguero de luces negras con rones y rumbas inmortales, el Viejomalo se topó con Sawamura el Campeón, que andaba acompañado de una voluptuosa deidad germanica que cegaba con sus destellos esmeraldas y doradas crines. El Viejo andaba despabilando la anemia, se lanzó y cuestionó: ”¡Puta! ¡No se te quitan las malas mañas!”. ”¡Tuve buenos ejemplos! ¿Y que diría Simón si te viera por estos lares? Respondio Sawamura, que aun descolochado, encachuchado y con gafas de intelectual, lo reconocio y vio sus ojos devotos de la belleza y el pecado, por lo que lo remato. ¡No te aflijas, van unos cuantos a tu salud! Y soltando una potente carcajada, el Viejo como jefe que es, le echo la mano al hombro y lo sentó. Conspiraron por unos infinitos segundos al son de unas pils, y ya con la sed aliviada se fugó. Dicen que dicen que en la salida lo esperaba El Puma y con fugaz agilidad se lanzaron por la barranca que está al otro lado de la calle y desaparecieron en la oscurana. Allá abajo, en Xibalbá los esperaba la Divina Xivet, y al son de unos tarros de xixa analizaron la situación y planificaron su accionar. Luego se recrearon en las divinas concavidades y renacieron en las exuberantes convexidades de la morena Xivet. Aurora los apapachó y les iluminó los laberintos por los que seguirían jugando ”mica y escondelero”, burlando ”locos y cuilios” en la junglas urbanas del Valle de las Hamacas y otras veredas de Cuscatlán.

En ese mítico devenir, lo cientificamente verificable es que esos diablos andan en su salsa como en los viejos tiempos. NO se ven, pero se sabe que por ”ay” andan jodiendo y riendose de los sustos que le deparan a sus perseguidores. Y siguieron en las andadas allá abajo, mientras allá arriba, Simón en su salsa política iba a otra pelea por la mera guayaba en el umbral del milenio. Un sopón que sumaba al calor, sabor y olor de ese novelón que algún día será película.


Continuará

19 mayo 2016

Schafik in memorian




Osmín Juárez
SS mayo 2016



Los elegidos de los dioses
seguimos estando a la izquierda del corazón.
Debidamente condenados como herejes

Y me llamarán el escrutador.
El más apto para ser odiado

Roque Dalton


Todos renacimos en 1992



Los mitos de la militancia
Schafik Hándal fue uno de los militantes comunistas proscritos que con los insurrectos espíritus originarios de 1932, vagaban por las veredas de Mesoamérica. En esas largas y azarosas andadas, ”jugando mica y escondelero”, burlando ”orejas y cuilios”, se crearon los mitos y leyendas de los guerrilleros revolucionarios del Siglo 20. NO se veían, pero se sabía que asustaban, peleaban y difundían pensamiento libertario por los senderos Sandinistas, allá en las aldeas y selvas Mayas, en los barrios y cerros Cuzcatlecos, … Un embrujo indígena cobijaba en las sombras de la clandestinidad a esos subversivos y a Schafik, que era un nombre raro en estas tierras preciosas, un fantasma que le quitaba el sueño y le daba dolores de cabeza a los oligarcas; que hacía hablar y a la prensa escribir. Irónicamente, para la gran mayoría de sus paisanos mortales, era un hombre desconocido. Y en ese devenir, medio se conocen los yerros y aciertos de Schafik y sus demonios antes y durante la guerra, en ese país chiquito que se llamaba y se llamará Cuzcatlán.

Nacido en Cuscatlán, pero venido de ultramar, Schafik era visto como un instigador de los pobres y ”escrutador” de los ricos. Por ende, los escritos 'oficiales' lo acusaban de ser un demonio 'comunista', y marioneta del 'maligno bloque sovietico'. Tal propaganda hizo de los comunistas, ”los más aptos para ser odiados”. Que también son malqueridos por 'sus' compañeros anti-comunistas, que los acusan de cualquier cosa y los descalifican pero NO son calificados. Escritos y habladas de 'izquierdistas' y 'derechistas' hay con sal y sin cilantro. Para develar algunas de las realidades detras de los mitos de los militantes que pelearon y cayeron, de los desaparecidos, fusilados y descuartizados que resucitaron y ”renacieron”, y que por ”ay” andan y NO asustan con sus miserias podemos beber y silbar su aporte a la historia. Para conocernos y por sus frutos conocerlos, una vía es leerlos, y Schafik escribió unas memorias¹ de esas luchas socioculturales y políticas.

Animal político

La política y lo político fueron el vicio, el hobby y el deporte de Schafik. Hay suficiente evidencia empírica que muestra la resistencia y habilidades en esas artes, que superan la pinche humanidad y sugieren una animalidad: un ”caballo político” fogueado en largas carreras y peleas desde la adolescencia. Para NO perderse en esos sinuosos senderos, baste decir que cruciales fueron las experiencias de los 70s; una marathon electorera donde se cultiva una cultura de consensos logrando articular los movimientos sociopolíticos de democratas cristianos, socialdemocratas y comunistas en 1972. Desafían a los militares en la pelea por la guayaba, avanzan pero se impone el fraude y la represión. Con la terquedad del Izote” se lanzan a un segundo ”match” en 1977, donde lo burdo del fraude y lo brutal de la represión, les obliga a subordinar la lucha electoral por la lucha armada guerrillera.

La era guerrillera supera en alguna medida la era electorera, que se va pero regresará. Lo militar fue lo visible y el principal marketing de guerrilleros y gobiernos militaristas, pero lo político lo complementa, allá en las tinieblas como suele ser. Detras del accionar militar hubo un dialogo y negociación política, que obedecía a los intereses de los que no eran amigos ni enemigos esos que hoy vemos haciendo jugosos negocios. Schafik estuvo en esos ”chanchuyos”, y como político se fue destacando en la guerra de los 80s hasta ser uno los principales negociadores de la guerrilla. Es más, es autor de una parte de los acuerdos de paz, y uno de los principales actores y corredores en esa marathon política y militar.

El comandante

Simón igual que la mayoría de ”comandantes” tuvo la suerte de ”dirigir” y representar a un ejército chiquito pero eficaz, formado por intrepidos y audaces guerrilleros. Que fueron malqueridos y menospreciados en el ”ajo” de la guerra de los 80s, poragrandados” que los veían y les decían ”chipuste”. Pero el ”pato feode la cofradía guerrillera, logró resistir y burlar el poderío militar de los batallones élite y fuerzas especiales de la estrategia made in usa, en un cerrito también chiquito, del que intentaron echarlos los que se ”guindearon” empezando la guerra, y en esa década y un ”puchito” más les toco pelear casi solo en solo menor. Es más, humillaron a un presidente enamorando y amando a su hija bajo el cielo y sus estrellas; se atrevieron a llevar la guerra a las colonias de los ricos y ”tocar” sus redes de militantes e informantes más intocables (un tabú para los ”locos” y agrandados” que ”refunfuñaron” y secretos). Pelearon á lo ”chingón” y aguantaron toda la ofensiva de 1989, y en 1991 se robaron el ”show” con una espectacular y fulminante operación militar que libero a guerrilleros y compañeros presos enmiami”. Con esos pocos ejemplos de sobra conocidos y los NO conocidos, Schafik tenía suficiente para ufanarse y peinarse con una aureola de ”comandante y estratega militar” pero afirmó que más bien, Él era un ”cuadro político”. Y la política lo esperaba con las piernas abiertas.

La política finalizó la guerra en la Aurora de 1992. Los guerrilleros ganaron la Victoria de NO haber sido vencidos por un ejército mayor en hombres y armas, y haber burlado a la primera potencia mundial. Firmaron un acuerdo de paz que legitimó su existencia y la de otros demonios en la política de la nación. Entraban a otra era electorera y veríamos a famosos fantasmas y legendarios guerreros a plena luz del día. Perdían lo mítico en una situación de postguerra complicada, y debían ser audaces en la praxis diaria con los pocos axiomas que quedaban y guiaban a la mayoría, pues ”la política sería la continuación de la guerra por otros medios”, solo para una minoría.



Continuará

19 noviembre 2015

EL DIOS JAGUAR




Con el espíritu del Jaguar
serás un guerrero ágil y audaz
en la luz y las sombras

Anónimo



Lo que nos tranquiliza es el sentimiento casi indecible
de que en cierto sentido todo es jaguar,
que la cama misma es jaguar... y también la casa,
oh sí, la casa misma podría ser jaguar
aunque la inteligencia más sutil
vacile en aceptar semejante hipótesis

Julio Cortázar


Sonia Iglesias y Cabrera


En la cosmovisión mesoamericana el jaguar ha tenido un lugar sumamente relevante. Los Olmecas, los Aztecas, y los Mayas solían representar a los hombres con rasgos de jaguar. Simbolizó la noche y la oscuridad, lo oscuro de la matriz de la Madre Tierra que genera vida. Fue el guardián de las oscuridades terrestres, y también símbolo del Sol en su recorrido nocturno por los inframundos subterráneos.

La religión Olmeca fue politeísta, sus numerosos dioses representaban elementos de la naturaleza como el sol, el agua, la lluvia, los volcanes y los animales. Sin embargo, el meollo de sus creencias estuvo centrado en el culto al hermosísimo jaguar. Para los Olmecas, fundadores de la cultura madre de la civilización Mesoamericana (1200 a.C. - 800 a.C.), asentados en el actual estado de Veracruz, el jaguar constituyó el símbolo principal de su religión; el representante totémico de los espíritus de la naturaleza, la expresión de la mítica raza de los hombres-jaguar. Su simbología se relacionaba con la serpiente acuática, representante del agua de la tierra. Del jaguar y de la serpiente surgió la serpiente-jaguar; es decir, el agua que fecunda la tierra, de la cual surge el maíz, el alimento por excelencia de los hombres.

Así pues, el jaguar y la serpiente connotaban la fecundidad y el nacimiento. Sus arquetipos mitológicos por excelencia fueron el jaguar, la serpiente emplumada, el hombre de la cosecha y el espíritu de la lluvia representado por un niño pequeño. El centro de la religión Olmeca fue el jaguar, representado en la iconografía realizada en sus esculturas, sus relieves y sus colosales cabezas, y cuya característica sobresaliente fue la boca trapezoidal, de comisuras descendientes, labio superior engrosado y, en muchos casos, con colmillos sumamente pronunciados. Casi todas las figurillas Olmecas poseen fuertes rasgos felinos, rasgos de jaguar. Hecho que se apoya en el mito que cuenta que una mujer copuló con un jaguar y de esta copula nacieron los hombres-jaguar.

Por ello, se afirma que los Olmecas descendían de este felino, y no puede pensarse menos de estos escultores de cabezas monumentales en las que destacan los rasgos típicamente felinos. El llamado dragón Olmeca, como se nombra genéricamente a la representación deificada del jaguar, fue esculpido en piedra destacando los rasgos propios de las serpientes, aves, y jaguares. Se trata de un hombre-jaguar-dios con rasgos felinos, de sapo, humanos, y de cocodrilo. A esta deidad se le adoraba en templos ceremoniales y se le dedicaba ofrendas de figurillas antropomorfas y zoomorfas, hachas votivas, collares, orejeras y cerámica.

El Señor de las Limas pertenece al período Preclásico Mesoamericano. Se trata de la escultura de un hombre sentado que sostiene en brazos a un niño- jaguar, vinculado a la mitología Olmeca. Se encontró en la población de Las Limas, pequeña población del estado de Veracruz. El Señor fue tallado en jadeíta; se trata de una escultura grande en relación al material empleado en su elaboración, con un peso de sesenta kilos. Algunos estudiosos afirman que la escultura fue utilizada por los sacerdotes Olmecas como símbolo del origen del mundo y de la cosmovisión ligada al mito de creación. El color verde de la jadeíta remite al los conceptos de vida-muerte, al renacimiento de la naturaleza, y al corazón que permite el tránsito de esta vida al más allá: el corazón de piedra verde. El niño-jaguar que el Señor de las Limas sostiene en brazos simboliza al espíritu de la lluvia, parte indispensable del renacimiento vital.







Foto: Guerrero Jaguar de Gerardo Sandoval:

Foto II: Jaguar Warrior by Jack Farrell:



02 junio 2015

EL SANTO SUBVERSIVO



Osmín Juárez
Su Sur Abril & Mayo 2015
Era Descolonizadora



!Volveré y seré millones!
Tupac Katari
1781


si me matan, resucitaré en el pueblo
Óscar Romero
1980




El Santo Romero
luchaba limpio cada domingo
en la arena metropolitana
de san matador

La metro se llenaba encendiendo
a los pobres pueblos que explotaban aplaudiendo
sus santas patadas palabras voladoras
contra la cultura matadora oficial
que golpeaban el miedo y silencio del mal colonial

El Santo subvertía el orden nacional,
la oligarquía se retorció y le dolió la desobediencia
de ”su” luchador, que se descolonizaba y la desafiaba,
sereno en el ”match”, con una toma de bombero la lanzó
y con una palanca directa a su derecha la inmovilizó

El Santo Romero
peleaba ”sin mascara y sin plata”,
de un rodillazo á la Sawamura el Campeón
le cerro la buchaca a la cúpula de la ”lucha profesional”,
ilusos ”proleburg” que lo querían alinear,
y con un izquierdazo de cafacol los puso a chapaliar,
pobres, hoy sin plata, NO los sacan a bailar

Y como NO lo podían dominar
lecharon al matón más burdo y gritón del mesón,
por sus mañas le decían el brutus maripozon,
era chero e chupa de los rudos de la sic
y lupanares similares de san matador

Mataban y se empachaban con bolitos, viejitos y cuchitos;
pero ni en vaca tuvieron güevos de toparlo
porque era meroindiomacho á la Tupac
(NO maricaiberico, NI” maricamatamujeres”),
y el Tata del ”fighting”

Por la culiyera, mejor le zamparon un balazo,
pues sabían que en un ”meromachomatch” de la metro,
les caía purapijaelindiominchoguaro,
y los brutos, creyendo que lo mataron, se murieron

Pero la taleguiada NO se la quitaron,
seguimos luchando y peliando con el Santo
por tugurios y barrancos volamos con su manto,
pasamos décadas contando los muertos que mataron,
y las caídas que con el bicho U, nos curamos con ron y su sermón

Después de 35 abriles de peleas y poemas
Óscar resucitó y volvió en millones de pobres pueblos
y pueblos del mundo que se sacrificaron y se tomaron la metro,
mientras otros tantos ”around the world” se conectaron on line
para ver el ”fight” final y celestial del Santo Subversivo

En el cenit del ”match”
la arena fue iluminada por un halo solar
y el Santo Subversivo, con jaguaragilidad
jaló el brazo del brutus maripozon, le paso atras,
lo levantó, bailó y lo lanzó en santo suplé,
y el maripozon por su torpeza
voló y cayó de cabeza
y noqueado quedo

Con ese ”know out”, nos conocen ”around the world”.
GRACIAS a las milagrosas peleas de Óscar.
si hasta la churuyeta guanacolandia se globaliza!

Y, abran ojos y oidos, van solo dos que tres:

Para gloria de los pobres pueblos tenemos
(aunque muchos NO quieran, o NO lo entiendan)
un SALVATIERRA UNIVERSAL

Para orgullo de los Peleadores Mesoamericanos,
ritualizamos y purificamos la Nueva Era Descolonizadora
con el ícono de nuestro LUCHADOR CULTURAL DE MAÍZ

Para desgracia del opus dei, nos liberamos
de su inquisición adorando un SANTO SUBVERSIVO

Y pobrecitas las cúpulas escuadroneras
que para salvar el güegüecho, ya se persignan ante
SAN ROMERO DE AMÉRICA





Ojo: cualquier similitud y/o coíncidencia son pura casualidad.


Oz