Lucha de Culturas

Lucha de Culturas

19 mayo 2016

Schafik in memorian




Osmín Juárez
SS mayo 2016



Los elegidos de los dioses
seguimos estando a la izquierda del corazón.
Debidamente condenados como herejes

Y me llamarán el escrutador.
El más apto para ser odiado

Roque Dalton


Todos renacimos en 1992



Los mitos de la militancia
Schafik Hándal fue uno de los militantes comunistas proscritos que con los insurrectos espíritus originarios de 1932, vagaban por las veredas de Mesoamérica. En esas largas y azarosas andadas, ”jugando mica y escondelero”, burlando ”orejas y cuilios”, se crearon los mitos y leyendas de los guerrilleros revolucionarios del Siglo 20. NO se veían, pero se sabía que asustaban, peleaban y difundían pensamiento libertario por los senderos Sandinistas, allá en las aldeas y selvas Mayas, en los barrios y cerros Cuzcatlecos, … Un embrujo indígena cobijaba en las sombras de la clandestinidad a esos subversivos y a Schafik, que era un nombre raro en estas tierras preciosas, un fantasma que le quitaba el sueño y le daba dolores de cabeza a los oligarcas; que hacía hablar y a la prensa escribir. Irónicamente, para la gran mayoría de sus paisanos mortales, era un hombre desconocido. Y en ese devenir, medio se conocen los yerros y aciertos de Schafik y sus demonios antes y durante la guerra, en ese país chiquito que se llamaba y se llamará Cuzcatlán.

Nacido en Cuscatlán, pero venido de ultramar, Schafik era visto como un instigador de los pobres y ”escrutador” de los ricos. Por ende, los escritos 'oficiales' lo acusaban de ser un demonio 'comunista', y marioneta del 'maligno bloque sovietico'. Tal propaganda hizo de los comunistas, ”los más aptos para ser odiados”. Que también son malqueridos por 'sus' compañeros anti-comunistas, que los acusan de cualquier cosa y los descalifican pero NO son calificados. Escritos y habladas de 'izquierdistas' y 'derechistas' hay con sal y sin cilantro. Para develar algunas de las realidades detras de los mitos de los militantes que pelearon y cayeron, de los desaparecidos, fusilados y descuartizados que resucitaron y ”renacieron”, y que por ”ay” andan y NO asustan con sus miserias podemos beber y silbar su aporte a la historia. Schafik escribio una memoria¹ de esas luchas socioculturales y políticas que puede ser util para conocernos, y por sus frutos conocerlos.

Animal político

La política y lo político fueron el vicio, el hobby y el deporte de Schafik. Hay suficiente evidencia empírica que muestra la resistencia y habilidades en esas artes, que superan la pinche humanidad y sugieren una animalidad: un ”caballo político” fogueado en largas carreras y peleas desde la adolescencia. Para NO perderse en esos sinuosos senderos, baste decir que cruciales fueron las experiencias de los 70s; una marathon electorera donde se cultiva una cultura de consensos logrando articular los movimientos sociopolíticos de democratas cristianos, socialdemocratas y comunistas en 1972. Desafían a los militares en la pelea por la guayaba, avanzan pero se impone el fraude y la represión. Con la terquedad del Izote” se lanzan a un segundo ”match” en 1977, donde lo burdo del fraude y lo brutal de la represión, les obliga a subordinar la lucha electoral por la lucha armada guerrillera.

La era guerrillera supera en alguna medida la era electorera, que se va pero regresará. Lo militar fue lo visible y el principal marketing de guerrilleros y gobiernos militaristas, pero lo político lo complementa, allá en las tinieblas como suele ser. Detras del accionar militar hubo un dialogo y negociación política, que obedecía a los intereses de los que no eran amigos ni enemigos esos que hoy vemos haciendo jugosos negocios. Schafik estuvo en esos ”chanchuyos”, y como político se fue destacando en la guerra de los 80s hasta ser uno los principales negociadores de la guerrilla. Es más, es autor de una parte de los acuerdos de paz, y uno de los principales actores y corredores en esa marathon política y militar.

El Comandante

Simón igual que la mayoría de ”comandantes” tuvo la suerte de ”dirigir” y representar a un ejército chiquito pero eficaz, formado por intrepidos y audaces guerrilleros. Que fueron malqueridos y menospreciados en el ”ajo” de la guerra de los 80s, poragrandados” que los veían y les decían ”chipuste”. Pero el ”pato feode la cofradía guerrillera, logró resistir y burlar el poderío militar y la estrategia made in USA, en un cerrito también chiquito, del que intentaron echarlos los que se ”guindearon” empezando la guerra, y en esa década y un ”puchito” más les toco pelear casi solo en solo menor. Es más, humillaron a un presidente enamorando y amando a su hija bajo el cielo y sus estrellas; se atrevieron a llevar la guerra a las colonias de los ricos y ”tocar” sus redes de militantes e informantes más intocables (un tabú para los ”locos” y agrandados” que ”refunfuñaron” y secretos). Pelearon á lo ”chingón” y aguantaron toda la ofensiva de 1989, y en 1991 se robaron el ”show” con una espectacular y fulminante operación militar que libero a guerrilleros y compañeros presos enmiami”. Con esos pocos ejemplos de sobra conocidos y los NO conocidos, Schafik tenía suficiente para ufanarse y peinarse con una aureola de ”comandante y estratega militar” pero afirmó que más bien, Él era un ”cuadro político”. Y la política lo esperaba con las piernas abiertas.

La política finalizó la guerra en la Aurora de 1992. Los guerrilleros ganaron la Victoria de NO haber sido vencidos por un ejército mayor en hombres y armas, y haber burlado a la primera potencia mundial. Firmaron un acuerdo de paz que legitimó su existencia y la de otros demonios en la política de la nación. Entraban a otra era electorera y veríamos a famosos fantasmas y legendarios guerreros a plena luz del día. Perdían lo mítico en una situación de postguerra complicada, y debían ser audaces en la praxis diaria con los pocos axiomas que quedaban y guiaban a la mayoría, pues ”la política sería la continuación de la guerra por otros medios”, solo para una minoría.



Continuará

19 noviembre 2015

EL DIOS JAGUAR




Con el espíritu del Jaguar
serás un guerrero ágil y audaz
en la luz y las sombras

Anónimo



Lo que nos tranquiliza es el sentimiento casi indecible
de que en cierto sentido todo es jaguar,
que la cama misma es jaguar... y también la casa,
oh sí, la casa misma podría ser jaguar
aunque la inteligencia más sutil
vacile en aceptar semejante hipótesis

Julio Cortázar


Sonia Iglesias y Cabrera


En la cosmovisión mesoamericana el jaguar ha tenido un lugar sumamente relevante. Los Olmecas, los Aztecas, y los Mayas solían representar a los hombres con rasgos de jaguar. Simbolizó la noche y la oscuridad, lo oscuro de la matriz de la Madre Tierra que genera vida. Fue el guardián de las oscuridades terrestres, y también símbolo del Sol en su recorrido nocturno por los inframundos subterráneos.

La religión Olmeca fue politeísta, sus numerosos dioses representaban elementos de la naturaleza como el sol, el agua, la lluvia, los volcanes y los animales. Sin embargo, el meollo de sus creencias estuvo centrado en el culto al hermosísimo jaguar. Para los Olmecas, fundadores de la cultura madre de la civilización Mesoamericana (1200 a.C. - 800 a.C.), asentados en el actual estado de Veracruz, el jaguar constituyó el símbolo principal de su religión; el representante totémico de los espíritus de la naturaleza, la expresión de la mítica raza de los hombres-jaguar. Su simbología se relacionaba con la serpiente acuática, representante del agua de la tierra. Del jaguar y de la serpiente surgió la serpiente-jaguar; es decir, el agua que fecunda la tierra, de la cual surge el maíz, el alimento por excelencia de los hombres.

Así pues, el jaguar y la serpiente connotaban la fecundidad y el nacimiento. Sus arquetipos mitológicos por excelencia fueron el jaguar, la serpiente emplumada, el hombre de la cosecha y el espíritu de la lluvia representado por un niño pequeño. El centro de la religión Olmeca fue el jaguar, representado en la iconografía realizada en sus esculturas, sus relieves y sus colosales cabezas, y cuya característica sobresaliente fue la boca trapezoidal, de comisuras descendientes, labio superior engrosado y, en muchos casos, con colmillos sumamente pronunciados. Casi todas las figurillas Olmecas poseen fuertes rasgos felinos, rasgos de jaguar. Hecho que se apoya en el mito que cuenta que una mujer copuló con un jaguar y de esta copula nacieron los hombres-jaguar.

Por ello, se afirma que los Olmecas descendían de este felino, y no puede pensarse menos de estos escultores de cabezas monumentales en las que destacan los rasgos típicamente felinos. El llamado dragón Olmeca, como se nombra genéricamente a la representación deificada del jaguar, fue esculpido en piedra destacando los rasgos propios de las serpientes, aves, y jaguares. Se trata de un hombre-jaguar-dios con rasgos felinos, de sapo, humanos, y de cocodrilo. A esta deidad se le adoraba en templos ceremoniales y se le dedicaba ofrendas de figurillas antropomorfas y zoomorfas, hachas votivas, collares, orejeras y cerámica.

El Señor de las Limas pertenece al período Preclásico Mesoamericano. Se trata de la escultura de un hombre sentado que sostiene en brazos a un niño- jaguar, vinculado a la mitología Olmeca. Se encontró en la población de Las Limas, pequeña población del estado de Veracruz. El Señor fue tallado en jadeíta; se trata de una escultura grande en relación al material empleado en su elaboración, con un peso de sesenta kilos. Algunos estudiosos afirman que la escultura fue utilizada por los sacerdotes Olmecas como símbolo del origen del mundo y de la cosmovisión ligada al mito de creación. El color verde de la jadeíta remite al los conceptos de vida-muerte, al renacimiento de la naturaleza, y al corazón que permite el tránsito de esta vida al más allá: el corazón de piedra verde. El niño-jaguar que el Señor de las Limas sostiene en brazos simboliza al espíritu de la lluvia, parte indispensable del renacimiento vital.







Foto: Guerrero Jaguar de Gerardo Sandoval:

Foto II: Jaguar Warrior by Jack Farrell:



02 junio 2015

EL SANTO SUBVERSIVO



Osmín Juárez
Su Sur Abril & Mayo 2015
Era Descolonizadora



!Volveré y seré millones!
Tupac Katari
1781


si me matan, resucitaré en el pueblo
Óscar Romero
1980




El Santo Romero
luchaba limpio cada domingo
en la arena metropolitana
de san matador

La metro se llenaba encendiendo
a los pobres pueblos que explotaban aplaudiendo
sus santas patadas palabras voladoras
contra la cultura matadora oficial
que golpeaban el miedo y silencio del mal colonial

El Santo subvertía el orden nacional,
la oligarquía se retorció y le dolió la desobediencia
de ”su” luchador, que se descolonizaba y la desafiaba,
sereno en el ”match”, con una toma de bombero la lanzó
y con una palanca directa a su derecha la inmovilizó

El Santo Romero
peleaba ”sin mascara y sin plata”,
de un rodillazo á la Sawamura el Campeón
le cerro la buchaca a la cúpula de la ”lucha profesional”,
ilusos ”proleburg” que lo querían alinear,
y con un izquierdazo de cafacol los puso a chapaliar,
pobres, hoy sin plata, NO los sacan a bailar

Y como NO lo podían dominar
lecharon al matón más burdo y gritón del mesón,
por sus mañas le decían el brutus maripozon,
era chero e chupa de los rudos de la sic
y lupanares similares de san matador

Mataban y se empachaban con bolitos, viejitos y cuchitos;
pero ni en vaca tuvieron güevos de toparlo
porque era meroindiomacho á la Tupac
(NO maricaiberico, NI” maricamatamujeres”),
y el Tata del ”fighting”

Por la culiyera, mejor le zamparon un balazo,
pues sabían que en un ”meromachomatch” de la metro,
les caía purapijaelindiominchoguaro,
y los brutos, creyendo que lo mataron, se murieron

Pero la taleguiada NO se la quitaron,
seguimos luchando y peliando con el Santo
por tugurios y barrancos volamos con su manto,
pasamos décadas contando los muertos que mataron,
y las caídas que con el bicho U, nos curamos con ron y su sermón

Después de 35 abriles de peleas y poemas
Óscar resucitó y volvió en millones de pobres pueblos
y pueblos del mundo que se sacrificaron y se tomaron la metro,
mientras otros tantos ”around the world” se conectaron
para ver el ”fight” final y celestial del Santo Subversivo

En el cenit del ”match”
la arena fue iluminada por un halo solar
y el Santo Subversivo, con jaguaragilidad
jaló el brazo del brutus maripozon, le paso atras,
lo levantó, bailó y lo lanzó en santo suplé,
y el maripozon por su torpeza
voló y cayó de cabeza
y noqueado quedo

Con ese ”know out”, nos conocen ”around the world”.
GRACIAS a las milagrosas peleas de Óscar.
si hasta la churuyeta guanacolandia se globaliza!

Y, abran ojos y oidos, van solo dos que tres:

Para gloria de los pobres pueblos tenemos
(aunque muchos NO quieran, o NO lo entiendan)
un SALVATIERRA UNIVERSAL

Para orgullo de los Peleadores Mesoamericanos,
ritualizamos y purificamos la Nueva Era Descolonizadora
con el ícono de nuestro LUCHADOR CULTURAL DE MAÍZ

Para desgracia del opus dei, nos liberamos
de su inquisición adorando un SANTO SUBVERSIVO

Y pobrecitas las cúpulas escuadroneras
que para salvar el güegüecho, ya se persignan ante
SAN ROMERO DE AMÉRICA





Ojo: cualquier similitud y/o coíncidencia son pura casualidad.


Oz