Lucha de Culturas

Lucha de Culturas

19 noviembre 2015

EL DIOS JAGUAR




Con el espíritu del Jaguar
serás un guerrero ágil y audaz
en la luz y las sombras

Anónimo



Lo que nos tranquiliza es el sentimiento casi indecible
de que en cierto sentido todo es jaguar,
que la cama misma es jaguar... y también la casa,
oh sí, la casa misma podría ser jaguar
aunque la inteligencia más sutil
vacile en aceptar semejante hipótesis

Julio Cortázar


Sonia Iglesias y Cabrera


En la cosmovisión mesoamericana el jaguar ha tenido un lugar sumamente relevante. Los Olmecas, los Aztecas, y los Mayas solían representar a los hombres con rasgos de jaguar. Simbolizó la noche y la oscuridad, lo oscuro de la matriz de la Madre Tierra que genera vida. Fue el guardián de las oscuridades terrestres, y también símbolo del Sol en su recorrido nocturno por los inframundos subterráneos.

La religión Olmeca fue politeísta, sus numerosos dioses representaban elementos de la naturaleza como el sol, el agua, la lluvia, los volcanes y los animales. Sin embargo, el meollo de sus creencias estuvo centrado en el culto al hermosísimo jaguar. Para los Olmecas, fundadores de la cultura madre de la civilización Mesoamericana (1200 a.C. - 800 a.C.), asentados en el actual estado de Veracruz, el jaguar constituyó el símbolo principal de su religión; el representante totémico de los espíritus de la naturaleza, la expresión de la mítica raza de los hombres-jaguar. Su simbología se relacionaba con la serpiente acuática, representante del agua de la tierra. Del jaguar y de la serpiente surgió la serpiente-jaguar; es decir, el agua que fecunda la tierra, de la cual surge el maíz, el alimento por excelencia de los hombres.

Así pues, el jaguar y la serpiente connotaban la fecundidad y el nacimiento. Sus arquetipos mitológicos por excelencia fueron el jaguar, la serpiente emplumada, el hombre de la cosecha y el espíritu de la lluvia representado por un niño pequeño. El centro de la religión Olmeca fue el jaguar, representado en la iconografía realizada en sus esculturas, sus relieves y sus colosales cabezas, y cuya característica sobresaliente fue la boca trapezoidal, de comisuras descendientes, labio superior engrosado y, en muchos casos, con colmillos sumamente pronunciados. Casi todas las figurillas Olmecas poseen fuertes rasgos felinos, rasgos de jaguar. Hecho que se apoya en el mito que cuenta que una mujer copuló con un jaguar y de esta copula nacieron los hombres-jaguar.

Por ello, se afirma que los Olmecas descendían de este felino, y no puede pensarse menos de estos escultores de cabezas monumentales en las que destacan los rasgos típicamente felinos. El llamado dragón Olmeca, como se nombra genéricamente a la representación deificada del jaguar, fue esculpido en piedra destacando los rasgos propios de las serpientes, aves, y jaguares. Se trata de un hombre-jaguar-dios con rasgos felinos, de sapo, humanos, y de cocodrilo. A esta deidad se le adoraba en templos ceremoniales y se le dedicaba ofrendas de figurillas antropomorfas y zoomorfas, hachas votivas, collares, orejeras y cerámica.

El Señor de las Limas pertenece al período Preclásico Mesoamericano. Se trata de la escultura de un hombre sentado que sostiene en brazos a un niño- jaguar, vinculado a la mitología Olmeca. Se encontró en la población de Las Limas, pequeña población del estado de Veracruz. El Señor fue tallado en jadeíta; se trata de una escultura grande en relación al material empleado en su elaboración, con un peso de sesenta kilos. Algunos estudiosos afirman que la escultura fue utilizada por los sacerdotes Olmecas como símbolo del origen del mundo y de la cosmovisión ligada al mito de creación. El color verde de la jadeíta remite al los conceptos de vida-muerte, al renacimiento de la naturaleza, y al corazón que permite el tránsito de esta vida al más allá: el corazón de piedra verde. El niño-jaguar que el Señor de las Limas sostiene en brazos simboliza al espíritu de la lluvia, parte indispensable del renacimiento vital.







Foto: Guerrero Jaguar de Gerardo Sandoval:

Foto II: Jaguar Warrior by Jack Farrell:



02 junio 2015

EL SANTO SUBVERSIVO



Osmín Juárez
Su Sur Abril & Mayo 2015
Era Descolonizadora



!Volveré y seré millones!
Tupac Katari
1781


si me matan, resucitaré en el pueblo
Óscar Romero
1980




El Santo Romero
luchaba limpio cada domingo
en la arena metropolitana
de san matador

La metro se llenaba encendiendo
a los pobres pueblos que explotaban aplaudiendo
sus santas patadas palabras voladoras
contra la cultura matadora oficial
que golpeaban el miedo y silencio del mal colonial

El Santo subvertía el orden nacional,
la oligarquía se retorció y le dolió la desobediencia
de ”su” luchador, que se descolonizaba y la desafiaba,
sereno en el ”match”, con una toma de bombero la lanzó
y con una palanca directa a su derecha la inmovilizó

El Santo Romero
peleaba ”sin mascara y sin plata”,
de un rodillazo á la Sawamura el Campeón
le cerro la buchaca a la cúpula de la ”lucha profesional”,
ilusos ”proleburg” que lo querían alinear,
y con un izquierdazo de cafacol los puso a chapaliar,
pobres, hoy sin plata, NO los sacan a bailar

Y como NO lo podían dominar
lecharon al matón más burdo y gritón del mesón,
por sus mañas le decían el brutus maripozon,
era chero e chupa de los rudos de la sic
y lupanares similares de san matador

Mataban y se empachaban con bolitos, viejitos y cuchitos;
pero ni en vaca tuvieron güevos de toparlo
porque era meroindiomacho á la Tupac
(NO maricaiberico, NI” maricamatamujeres”),
y el Tata del ”fighting”

Por la culiyera, mejor le zamparon un balazo,
pues sabían que en un ”meromachomatch” de la metro,
les caía purapijaelindiominchoguaro,
y los brutos, creyendo que lo mataron, se murieron

Pero la taleguiada NO se la quitaron,
seguimos luchando y peliando con el Santo
por tugurios y barrancos volamos con su manto,
pasamos décadas contando los muertos que mataron,
y las caídas que con el bicho U, nos curamos con ron y su sermón

Después de 35 abriles de peleas y poemas
casi un millón de pobres pueblos y pueblos del mundo
se sacrificaron y se tomaron la metro
para ver el ”fight” final y celestial del Santo Subversivo

En el cenit del ”match”
la arena fue iluminada por un halo solar
y el Santo Subversivo, con jaguaragilidad
jaló el brazo del brutus maripozon, le paso atras,
lo levantó, bailó y lo lanzó en santo suplé,
y el maripozon por su torpeza
voló y cayó de cabeza
y noqueado quedo

Con ese ”know out”, nos conocen ”around the world”.
GRACIAS a las milagrosas peleas de Óscar.
si hasta la churuyeta guanacolandia se globaliza!

Y, abran ojos y oidos, van solo dos que tres:

Para gloria de los pobres pueblos tenemos
(aunque muchos NO quieran, o NO lo entiendan)
un SALVATIERRA UNIVERSAL

Para orgullo de los Peleadores Mesoamericanos,
ritualizamos y purificamos la Nueva Era Descolonizadora
con el ícono de nuestro LUCHADOR CULTURAL DE MAÍZ

Para desgracia del opus dei, nos liberamos
de su inquisición adorando un SANTO SUBVERSIVO

Y pobrecitas las cúpulas escuadroneras
que para salvar el güegüecho, ya se persignan ante
SAN ROMERO DE AMÉRICA





Ojo: cualquier similitud y/o coíncidencia son pura casualidad.


Oz