Lucha de Culturas

Lucha de Culturas

10 julio 2010

Reflexiones Sobre el Rumbo del "Gobierno del Cambio" en El Salvador



Osmín Juárez SS 9 de Julio 2010


... pienso y hablo en el centro del vientre de la ballena neo-colonial.
Yo, el poeta, soy en este caso y en general,
el colonizado y la voz del colonizado.

Roque Dalton


El Debate del Rumbo y el Rumbo del Debate

A un año de la histórica y esperanzadora toma de posesión del “Gobierno del Cambio”, estamos inmersos en un debate sobre el rumbo de este gobierno, que revela que el presidente y el FMLN van por rumbos diferentes. Es evidente que el presidente Mauricio Funes, ha elegido el rumbo de las élites neocoloniales, gobernando en función del fracasado proyecto neoliberal. El rumbo del FMLN, al menos en teoría, es hacia una Cultura Socialista de Poder Popular. Esa es la visión y misión plasmada en sus estatutos, siendo practicada en la participación en la V Internacional Socialista y la ALBA a tráves de gobiernos locales. En abordar sin miedo el debate del Socialismo en el Siglo XXI, planteando un paradigma basado en la Cosmovisión Originaria enrumbada a vivir bien. Y en la necesidad de cambiar los artículos petreos de y la constitución rumbo a la descolonización. NO olvidemos que en el Siglo XXI, la Izquierda Revolucionaria es la que se plantea, en teoría, una Alternativa Socialista al fracaso del capitalismo y neoliberalismo (ver Harnecker en rebelion.org); pero para avanzar en ese rumbo al FMLN le falta poder.

El rumbo del debate debe fluir en estrategias para resolver el problema de poder del FMLN y la Izquierda. Ese rumbo exige consenso en la Izquierda para generar cambios desde las posiciones conquistadas, y plantea dos vertientes de Lucha Cultural: (1) La alfabetización/capacitación política de las poblaciones en los Municipios gobernados por el FMLN y/o con presencia de Movimientos Populares de Izquierda, para crear, ampliar y/o consolidar Culturas y Mecanismos de Poder Popular, articulada a la Política Social del FMLN desde el estado. Que se complementa con (2) La movilización de los Movimientos Populares articulados al FMLN contra las políticas que la derecha impulsa desde el estado. Los objetivos son: Rechazar y revertir esas políticas nefastas para el país y la MadreTierra que no están en el programa de gobierno, y politizar a la población, articulando al FMLN y los Movimientos Populares en una Izquierda Amplia.

Rumbo a Concertaciones y Confrontaciones

Articular la Izquierda Amplia y dinamizar la Lucha Cultural exige una concertación entre el FMLN y los Movimientos Populares de Izquierda, que tiene su fortaleza en el consenso de enrumbar un Gobierno de Izquierda Socialista local y nacional. Por el contrario, la concertación entre FMLN y la elite de derecha con la que co-gobierna es débil; debido a la arrogancia del presidente y la antagonía e incompatibilidad de las políticas mercantilistas con las sociales(istas). Por eso, NO fructificará. Y sobre todo, porque las elites de derecha NO están dispuestas a perder más poder, y la visita de los golpistas hondureños las motiva a un reacomodo y las envalentona con declaraciones que auguran más confrontaciones.

Rumbo a esas confrontaciones, del FMLN, es bueno rememorar al Frente como la articulación de una Izquierda Amplia Guerrillera que en 12 años de lucha político-militar venció militarmente a la dictadura y el imperio, pero NO tomó el poder, mas logró posicionarse en la sociedad. Y al Partido que después de 17 años de lucha sociopolítica, articulado con una élite de derecha venció electoralmente a la cultura neo-liberal, pero NO tomó el gobierno, mas logró posicionarse en el estado. Para comprender que enrumbar el gobierno hacia una Cultura de Izquierda, exige vencer sociopolítica-culturalmente al presidencialismo y neo-colonialismo. Lo que proyecta la articulación de la Izquierda Amplia en el Partido de Movimientos, superando la alianza del 2009, convirtiéndose en el Instrumento Político para la Revolución Democrática. Su misión es el despliegue de una Movilización Popular Permanente que potencie las dinámicas sociopolíticas y culturales de cambio en marcha, desde abajo, acumulando poder para las luchas electorales del 2012 y 2014. Y desde el estado, impulsando los cambios del programa de gobierno.

En ese rumbo, vencer al presidencialismo y neo-colonialismo exige una victoria político-electoral en 2012, que posicione a la Izquierda Amplia con mayoría en la Asamblea Legislativa. Para eso, críticamente, la dirigencia del FMLN debe superar la percepción que se ufana de haber crecido en intención de voto en las encuestas, paralela a la del presidente que se ufana de haber aportado medio millón de votos al caudal que lo hizo vencedor junto al FMLN. Ambos olvidan que fue una victoria mínima: de 2 puntos como máximo. Y sobre todo olvidan, que el voto duro de la derecha sobrepasa el millón de votos y que su declive sólo podrá comprobarse en la siguiente contienda electoral, donde el FMLN tiene el desafío de alcanzar/sobrepasar esa cifra por primera vez. Y especular NO resuelve la tarea de alfabetizar políticamente a la parte del pueblo que hizo posible 20 años de gobierno de ARENA. Se trata de las clases más pobres, que paradójicamente son las bases del accionar radicalizado de la derecha. Esas realidades son suficientes para que la Izquierda Amplia se descolonice idelogicamente de las tesis pueblista, clasista y vanguardista.

En ese sentido, hay una lección en el fracaso del presidente y sus amigos, al intentar concertar y re-activar al Movimiento que posibilitó su victoria para ponerse a la vanguardia de los Cambios – fueron rechazados por los Activistas, que arduamente trabajaron durante la Campaña y como premio fueron, deliberadamente, marginados del gobierno. Eso le dice a la dirigencia del FMLN que debe dejar de ver como financiadores y potenciadores de campañas electorales a una parte importante de la militancia, a quienes luego le cierra espacios de debate, participación y decisión en el partido y el gobierno. La dirigencia deberá re-estructurarse, y luego deberá: (1) Escuchar y evaluar las propuestas, complementándose con la militancia y los Movimientos Populares. (2) Articular equipos multidisciplinarios que superen el criterio ‘único’ de la ‘confianza’, que perdió posiciones importantes, complementándolo con la experiencia y eficiencia de las generaciones que conforman el FMLN. (3) Definir y articular la red de los Comités de Base articulados a las estructuras de Partido y Movimientos Populares, un mar de Comités que inunde todo el país, para garantizar buen gobierno local y nacional. Esta re-estructuración en el FMLN y la articulación con los Movimientos Populares es necesaria para resolver el problema de dispersión que ha enrumbado el debate a organizar movimientos y partidos alternativos, enfrentándonos como izquierdas, pero que NO resuelve el problema de dirigencias y gobiernos sin rumbo.

¿Rumbo a un Gobierno de Izquierda o continuismo del presidencialismo?

El FMLN ha tomado una posición en el estado que debe consolidar. Y al intento de estructurar y desplegar una Política Social que beneficie a las mayorías paupérrimas, se le reconocen innovaciones: La entrega de útiles, calzado y alimentos a niños y jóvenes en edad escolar. Y muchas otras, que NO son cambios estructurales, NI el despegue rumbo a un Gobierno de Izquierda. Esto se debe a que la concertación del FMLN y la elite de derecha con la que co-gobierna, ha derivado en confrontación por el cambio de modelo socio-económico, que por hoy inclina el gobierno hacia la derecha a través de la figura del presidente.

El presidente, al más alto nivel del gobierno, es el único que puede tomar decisiones importantes. Yendo en contra del programa de gobierno concertado, donde la descentralización del estado y la autonomía de instituciones como la PNC, serían centrales para cambiar la cultura corrupta de gobernar el país. Cambió el presidente, pero la cultura del presidencialismo continua gobernando para el neo-colonialismo de las empresas transnacionales, en cuya defensa, el presidente mostró una arrogancia viceral ofendiendo a los/las diputadas, y venciendo a la Asamblea Legislativa.

Ese presidencialismo ha revelado que el FMLN es partido de gobierno a medias. Esa fue la cuota ‘astutamente’ negociada por la dirigencia del FMLN, además de permitirle excesivas potestades y potenciar el personalismo del hoy presidente. Es más, la dirigencia del FMLN ocultó ese acuerdo para no dañar la campaña, y una militancia ‘disciplinada’ aceptó y asumió esa decisión. Develando ese secretismo infundado se revelan las relaciones dirigencia-militancia en el FMLN y partido-presidente en el gobierno, donde como buenos colonizados, NO recreamos a San Romero y Schafik: A pensar con cabeza propia y decir lo que pensamos con energía al rey y su cofradía. De ahí, veamos el resultado de la ‘astucia’ de la dirigencia y la ‘disciplina’ de la militancia: El FMLN aliado con un candidato ‘viable’, apoyado por sus amigos de derecha, logró sacar a ARENA del gobierno, y con creces, pues ARENA se dividió y está sufriendo la peor crisis de su historia. Pero lo estratégico para gobernar, el control de los recursos del estado que generan y reproducen poder, quedó en manos de la derecha, que no es lo mismo, pero es igual.

El control de los recursos estratégicos del estado le permiten al presidente y su cofradía, una posición dominante en el gobierno, y un amplio margen de maniobra en la confrontación con el FMLN. En esa “guerra fría”, el presidencialismo se ha anotado dos importantes victorias: Una en defensa de las transnacionales telefónicas y otra concediéndole a las derechas el control del RNPN, donde confinó y condenó al FMLN, a ser minoría en la Asamblea Legislativa. Igualmente dominante e intransigente ha sido el presidente con los funcionarios que ha destituído, exigiendo “lealtad” a su mandato – pero siendo leal a los designios del imperialismo USAmericano, haciendo gestión de apoyo al golpe de estado en Honduras, mostrando cómo el presidencialismo es útil para administrar las neo-colonias con la figura de los estados-nacionales ‘independientes’. Y para colmo, el presidente ha ofendido la memoria de Monseñor Romero, al gobernar para los ricos, esfuerzo en el que ofendió extremadamente a quienes lo hicieron presidente.

¿Llegará el turno de ofender al presidencialismo?

Si la concertación no fructifica, podriamos arribar a la cúspide de la confrontación, en el esfuerzo legítimo de derribar al presidente y su cofradía. Para lo cual es bueno rememorar e invocar la huelga de brazos caídos de 1944 que derribó al tirano. Y dos de las Insurrecciones Originarias-Populares en el Sur, que es nuestro Norte en la Lucha de Culturas que derribó dos presidentes en 2003 y 2005, en mi amada Bolivia. NO olvidemos que en el Siglo XXI, somos parte de la Revolución Democrática Continental, donde las Insurrecciones se legitiman con Elecciones y las Elecciones se defienden con Insurecciones que subordinan los presidentes al mandato Popular y Constitucional.

EN CONCLUSIÓN

A un año del “Gobierno del Cambio” vemos dos culturas en confrontación disparando discursos de concertación. Por un lado, la cultura del presidencialismo que domina con fuerte apoyo de las elites transnacionales y neo-coloniales, que se oponen a los cambios del programa de gobierno en particular, y a los que amenacen su disminuido poder en general. Y por otro lado, el FMLN y su intento de desplegar una cultura de Izquierda en el gobierno, pero con poco poder y margen de maniobra. En pobreza de cambios estructurales, el presidencialismo demuestra que seguimos colonizados en estados-nacionales in-’dependientes’, para las/los que celebran el ‘bicentenario’. Por ende, enrumbar este gobierno hacia una Cultura de Izquierda, nos plantea una misión descolonizadora, y el reto de articular una Izquierda Amplia que subvierta el presidencialismo, rumbo a una cultura donde los presidentes gobiernen obedeciendo el mandato popular. Esa Lucha Cultural va en marcha, impregnada de la voz desobediente y descolonizadora de San Romero de las Américas, a quien le ofrendo el fuego de la sagrada hoja de Coca para que la Irreverente e Insurrecta Identidad de Izquierda de Roque y Schafik, nos ilumine y acompañe ad infinitum.


Epígrafe

Roque Dalton (1970-73). Un Libro Rojo para Lenin. UCA Editores 2001. San Salvador.

Enlaces en Internet y Lecturas Complementarias

Marta Harnecker (2010). América Latina y el Socialismo del Siglo XXI. Inventando para no errar. Rebelión. http://www.rebelion.org/docs/102813.pdf

Osmín Juárez (2007). Más allá de la Lucha de Clases: La Lucha Cultural de los Pueblos Originarios en la Izquierda Amplia. Rebelión. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=56303

Osmín Juárez (2008). Construyendo la Cosmovisión de la Izquierda Amplia. Rebelión.
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=64804

Índice de Abreviaciones

ALBA: Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América

ARENA: Alianza Republicana Nacionalista

FMLN: Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional

PNC: Policía Nacional Civil

RNPN: Registro Nacional de Personas Naturales

Oz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada